La arqueología se dedica al estudio e interpretación de diversos aspectos del pasado del hombre, a través de los restos materiales que fueron creados modificados, y desechados; ya sea de forma intencional, accidental o imprevista. El trabajo del arqueólogo es similar al del detective, donde el contexto arqueológico equivale a la escena del crimen; todas las pruebas deben ser cuidadosamente recogidas, registradas e investigadas para proporcionar la mayor información posible, independientemente que se encuentren en tierra, o en el agua.


Laura Carrillo Márquez es Arqueóloga egresada de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), Desde 1996 es investigadora de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH, y es responsable de dos proyectos arqueológicos. Ha publicado numerosos artículos científicos y de divulgación. El más reciente en la Revista Arqueología Mexicana, Número 105, Septiembre-Octubre 2017, pp. 65-69, titulado: La Riqueza Natural y Cultural de Banco Chinchorro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *