Se dice que el ecoturismo nació en 1980, pero probablemente tiene más de 100 años, cuando al interés por visitar ciudades, se sumó el conocer parques y maravillas naturales, como los geiseres y los osos de Yellowstone y las Cataratas del Niagara en los Estados Unidos. Tal vez, incluso en sus antecedentes se pueden encontrar las grandes expediciones del siglo XIX con personajes tan importantes, como Darwin o Humboldt, entre otros. ¿Pero cómo interpretar hoy los viajes a la naturaleza en esta nueva era? La juventud tiene un gran gusto por conocer y vivir experiencias no tradicionales, por ello se aventuran y realizan el llamado ecoturismo o turismo ecológico, teniendo la experiencia de la cercanía y cuidado del medio ambiente.

Samantha Escobedo Valtierra es Licenciada en Administración de Empresas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Trabajó para una gran cadena de la industria del turismo, pero sobre tiene un gran gusto por la biodiversidad y ecoturismo, cuenta con varios reportajes en su blog sobre sus viajes y experiencias caminando México y el mundo.

Entre los ecosistemas forestales de México y Latinoamérica, se encuentran las selvas altas perennifolias, también llamadas bosques tropicales húmedos. Su nombre deriva de la gran densidad y riqueza de plantas que ahí crecen, a la alta estatura de los árboles, los cuales siempre conservan sus hojas, y porque se encuentran en zonas donde las lluvias son frecuentes y abundantes. Quienes han visitado la Zona Arqueológica de Palenque, seguramente se han admirado de la belleza de este tipo de selvas, hábitat de monos aulladores, tucanes y en las áreas más conservadas encontramos jaguares. Las Selvas Altas son uno de los ecosistemas con mayor riqueza de especies en México y el mundo, pero también han sido los más afectados por el hombre y en nuestro país están en grave peligro de desaparecer.

Ángel Gabriel Becerra Vázquez. es Biólogo y Maestro en Ciencias por la UNAM. Ha trabajado en proyectos relacionados con el conocimiento, conservación y restauración de selvas en el sureste mexicano. Además, Ángel ha participado en proyectos de divulgación de la ciencia y de vinculación con la sociedad. Actualmente, Ángel realiza sus estudios de doctorado en el Instituto de Ecología de la UNAM. Su tema de interés es el funcionamiento y diversidad de las plantas de las selvas tropicales en México así como su conservación y restauración.

Los hidrocarburos son de los contaminantes del suelo, más comunes y persistentes. El propósito de la restauración biológica no solo es modificar el tiempo de degradación y transformación de contaminantes en el suelo, también la conservación de la calidad del mismo. Los microorganismos pueden producir una amplia variedad de Biosurfactantes, ya sean de alto o bajo peso molecular, con capacidades diferentes, pero que auxilian en la degradación de compuestos insolubles. El género Rhodococcus se caracteriza por bacterias Gram positivas (pueden presentar variabilidad), y que se han reportado como degradadotas de hidrocarburos y productoras de Biosurfactantes.

Dra. Guadalupe Virginia Nevárez Moorillón es Química Bacterióloga Parasitóloga. Recibió el Premio Chihuahua en en Área de Tecnología y en el área de Ciencias Biológicas así como del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, en la Categoría Profesional en Ciencia de Alimentos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Así mismo ha sido viceperesidenta y presidenta de la Asociación Mexicana de Ciencias de los Alimentos.

La Etnobiología es una ciencia emergente, la cual concilia las ciencias naturales con las ciencias sociales, específicamente la Biología con la Antropología o Etnología, la cual con la crisis ecológica y el calentamiento global se vuelve una alternativa académica para comprender y dar respuestas a las crisis socioambientales mediante el dialogo de saberes entre los conocimientos científicos y los tradicionales.

Rafael Serrano González es Biólogo y Maestro en estudios Mesoamericanos por la UNAM. Organizador de más de 10 Exposiciones sobre el patrimonio biocultural mexicano que se han presentado en el Museo de Arte Popular en Cusco, Perú y otros

Ha trabajado con pueblos del Estado de Chiapas, investigando que animales emplean en su medicina tradicional, para pronosticar eventos y con simbolismo mágico religioso.

Actualmente desarrolla una investigación sobre la herencia biocultural de Milpa Alta, particularmente de Santa Ana Tlacotenco

En 1599 Acapulco se convirtió en un importante centro comercial gracias a la Nao de China, o Galeón de Manila, en la ruta entre España y el Lejano Oriente, pasando por México. Acapulco solo resurgiría en el siglo XX, cuando se convirtió en el centro turístico más importante del país. Sin embargo, la urbanización descontrolada del puerto, también ocasionó un sinnúmero de problemas ambientales, como la contaminación del mar, la destrucción de áreas naturales y la pérdida de diversidad biológica. Desde el punto de vista biológico, Acapulco aún es una localidad importante, ahí se encuentra un rico patrimonio natural que es necesario conserven, conozcan y disfruten los habitantes de este puerto, así como los visitantes.

Beatriz nació en Acapulco, Guerrero. Es bióloga y maestra en Biología por la Universidad Autónoma Metropolitana. Es consultora ambiental en proyectos de conservación y educación ambiental, conferencista, tallerista y periodista ambiental con perspectiva de género. Es autora del libro: “Mi Primera Educación Ambiental”, así como “Cuentos Verdes para la Familia”

A finales de 1800, la Sociedad Mexicana de Historia Natural albergó a un grupo de profesionales interesados en la Biología. En La Naturaleza, revista de esta Sociedad se le dio amplia difusión al estudio de los recursos naturales; también publicaron autores que estaban a favor o en contra de la teoría de evolución de Darwin. En 1882 se publicó “Transformación del ajolote mexicano en amblistoma” del genetista alemán Weismann. Este artículo dio lugar a una serie de discusiones en torno al concepto de variabilidad indefinida de Charles Darwin.

Los Naturalistas se encontraron en medio de una fuerte polémica ¿cuál es el origen en la transformación y los caracteres propios de una especie? Una de las mejores contribuciones a este debate fueron realizados por el destacado naturalista-paisajista José María Velasco.

Angélica Morales Sarabia Es historiadora y Doctora en Ciencias por parte de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Dirige el Programa de Historia de la Ciencia del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM. En sus líneas de investigación, . Ha publicado numerosos artículos y el un libro

Dra. Guadalupe Virginia Nevárez Moorillón es Química Bacterióloga Parasitóloga. Recibió el Premio Chihuahua en en Área de Tecnología y en el área de Ciencias Biológicas así como del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, en la Categoría Profesional en Ciencia de Alimentos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Así mismo ha sido viceperesidenta y presidenta de la Asociación Mexicana de Ciencias de los Alimentos.