La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que se llevará a cabo en el Valle de México, principalmente en Texcoco y San Salvador Atenco, es un megaproyecto polémico. Por una parte, se enfatiza la necesidad de contar con un aeropuerto moderno y eficiente. Por la otra parte, se critica su enorme costo, forma de financiarlo y su impacto ambiental, pues incrementará la superficie de la megaurbe y cancelará la vocación natural de esta área, en especial como zona de recarga de agua y refugio de aves acuáticas. La ciudadanía debe estar informada para apoyar o no este megaproyecto y su impacto al futuro.

Martha Verano Maya Valencia, es licenciada en Derecho y catedrática en el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas, es titular de las materias de Derecho Informático, Derecho Civil y Derecho Constitucional; es abogada asociada en el Despacho Jurídico “García & Maya abogados”. También contamos con su socio en el despacho:

Juan Ramón García Feregrino, es egresado de la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Londres; Maestrante en Derecho Ambiental por la Universidad Autónoma Metropolitana, docente en el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas y se especializa en el estudio de caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Más Información en: www.garciamayaabogados.com

Hoy día, en las sociedades modernas, diversos compuestos con actividad sobre el sistema nervioso central se han convertido en un grave problema de salud y social, ya que tienen efectos adictivos. Estas sustancias pueden ser sintéticas (como las anfetaminas) o de origen vegetal (como los opiáceos de la amapola, la cocaína de la coca, o la nicotina del tabaco). Sin embargo, el uso tradicional de las plantas que producen esos compuestos es mágico-religioso en sociedades mas cercanas a la naturaleza y no recreativo; por esta razón, los sabios Richard Evans Schultes y Albert Hofmann las nombraron “Plantas de los Dioses”. Sorprendentemente, existen plantas psicoactivas que en lugar de crear adicción, presentan efectos antiadictivos. Tal es el caso de la iboga, una planta sagrada de África Central que los pigmeos y otras etnias usan para soñar despiertos y comunicarse con sus ancestros en rituales muy sofisticados. La corteza de la raíz contiene alcaloides que podrían usarse en el tratamiento de adicciones, en especial a drogas de abuso, como los opiáceos.

Invitado:
Félix nació en 1979 en Alemania y se graduó como Biólogo y Maestro en Ciencias en la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente cursa el Doctorado en Ciencias Biológicas en la misma Universidad.

Hace unos siete mil años, cuando aún no existían ninguna de las grandes culturas mesoamericanas, antes de los aztecas, toltecas o teotihuacanos, antes de Cuicuilco, antes incluso de los primeros asentamientos agrícolas, la Cuenca de México era un edén, hoy difícil de imaginar. Los montes rebosaban de bosques que se extendían por valles, vegas y barrancas hasta desembocar en cuerpos de agua extraordinarios. Lagos, lagunas y ciénagas de diversas calidades conformaban un mosaico acuático de tonalidades y vocaciones distintas; de cuando en cuando desde la superficie se levantaban llamaradas de aves, emergían anfibios, cantos de todas las voces y en todas las frecuencias imaginables. Los tulares surgían de los espejos de agua y eran como una Babel, extensas ciudades con todas las lenguas posibles.

Invitado: Gabriel Espinosa Pineda

Gabriel se graduó como Doctor en Antropología, Maestro y Licenciado en Historia, además ha incursionado en las Ciencias Naturales. Es autor de 5 libros, tres de ellos sobre la cosmovisión prehispánica de la naturaleza. Actualmente es Profesor en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, y ha sido Profesor Visitante en Universidades de España, Canadá, Portugal y los Estados Unidos.

Hace unos siete mil años, cuando aún no existían ninguna de las grandes culturas mesoamericanas, antes de los aztecas, toltecas o teotihuacanos, antes de Cuicuilco, antes incluso de los primeros asentamientos agrícolas, la Cuenca de México era un edén, hoy difícil de imaginar. Los montes rebosaban de bosques que se extendían por valles, vegas y barrancas hasta desembocar en cuerpos de agua extraordinarios. Lagos, lagunas y ciénagas de diversas calidades conformaban un mosaico acuático de tonalidades y vocaciones distintas; de cuando en cuando desde la superficie se levantaban llamaradas de aves, emergían anfibios, cantos de todas las voces y en todas las frecuencias imaginables. Los tulares surgían de los espejos de agua y eran como una Babel, extensas ciudades con todas las lenguas posibles.

Invitado: Gabriel Espinosa Pineda

Gabriel se graduó como Doctor en Antropología, Maestro y Licenciado en Historia, además ha incursionado en las Ciencias Naturales. Es autor de 5 libros, tres de ellos sobre la cosmovisión prehispánica de la naturaleza. Actualmente es Profesor en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, y ha sido Profesor Visitante en Universidades de España, Canadá, Portugal y los Estados Unidos.

La micología es la rama de la ciencia que estudia los hongos. Los recorridos mico-turísticos tienen como objetivo adentrase en los bosques, donde se colectan hongos con la guía de un especialista. También, se aprenden los saberes ancestrales que nos comparten los campesinos e indígenas que ahí habitan. En México, la tradición de consumir hongos comestibles es muy antigua y son parte de muchos platillos de la gastronomía nacional. Hasta el momento, están registradas en nuestro territorio 275 especies de hongos silvestres comestibles, pero la cifra aumenta conforme se van haciendo más investigaciones. Los hongos silvestres se encuentran entre los alimentos más caros del mundo, como las trufas europeas, entre ellas ‘Tuber melanosporum’, que cuando son del tamaño de un puño pueden alcanzar un precio de dos mil a tres mil euros. Otras trufas más grandes llegan a subastarse hasta en 20 mil euros

Amaranta Ramírez Terrazo. Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México. Estudio la Maestría en Ciencias Biológicas de la UNAM. Es profesora de asignatura de la materia de Biología de Hongos e Introducción a la Etnomicología de la Facultad de Ciencias de la UNAM. Tiene experiencia en trabajo en comunidades indígenas y rurales como Promotora Actualmente esta estudiando el Doctorado en Ciencias Biológicas en el Instituto de Biología de la UNAM, es especialista en etnomicología y hongos tóxicos

Más información en: https://www.facebook.com/hongosmas/?hc_ref=ARSn-KFHFTn2r_EZrzQleoMkQKQNrqTABRUE888yJjJWaEJIYqtL91KO8PvK6jJf8cU

La Bioprospección es la exploración de la biodiversidad para identificar y caracterizar plantas, animales, hongos y microorganismos potencialmente aprovechables para beneficio del hombre y del ambiente. En la Maestría en Bioprospección y Sustentabilidad Agrícola para el Trópico (BioSAT) del Campus Campeche del Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas, se buscan alternativas novedosas que incrementen la producción agropecuaria bajo un enfoque agroecológico.

Aída Martínez Hernández (ejemplo) nació en Veracruz, México, estudió Químico Farmacéutico Industrial en el Instituto Politécnico Nacional y obtuvo el grado de Maestría y Doctorado en Ciencias en Biotecnología de Plantas con énfasis en Ingeniería Genética, en el CINVESTAV unidad Irapuato, México. Desde hace 13 años realiza investigaciones genómicas en el campus Campeche del Colegio de Postgraduados para generar desarrollos tecnológicos que permitan el aprovechamiento sustentable de biomoléculas de interés biotecnológico producidas en el Maguey o Agave, importante recurso genético mexicano. Es fundadora de la Maestría en Ciencias BioSAT como Coordinadora de Posgrado y Subdirectora de Educación, actualmente es Profesora Investigadora del Núcleo Académico Básico de la Maestría BioSAT como parte del grupo de investigación en Bioprospección de los Recursos Genéticos para el Trópico

Para más información en: http://www.colpos.mx/…/campus-c…/maestria-en-ciencias-biosat

Las plantas carnívoras son famosas porque aparecen en películas y videojuegos, generando gran asombro y muchos mitos. Estas plantas son únicas en el reino vegetal porque la forma de sus hojas se ha modificado en el transcurso del tiempo y con la evolución, para formar verdaderas trampas para insectos, e incluso para animales pequeños, de los cuales obtendrán nutrientes.

Dulce Yehimi López Miranda. Es Bióloga y Maestra en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Trabaja con la química de plantas y en su cultivo y propagación

Más información en : https://www.facebook.com/BuzzFeedAnimals/videos/2041553812533270/?hc_ref=ARTrl_J_4AXtjuRXUfjzxEc4_n_kXVGCUnbZngCR6PGaj1eq0cemOuz2Zx79bncTXoM

Video
https://www.youtube.com/watch?v=Vfy4iOt2JQI

Como consecuencia de los movimientos sociales de las décadas de los años sesenta y setenta en defensa del ambiente por las actividades antropocéntricas es que se comienza a hacer un fuerte trabajo internacional que tuvo como resultado diversas cumbres internacionales —Estocolmo, Río, Johannesburgo y Río+20— a fin de establecer compromisos internacionales por diversos países y que implementaran esos compromisos adquiridos dentro de sus legislaciones nacionales a fin de generar nuevos modelos de desarrollo sustentables que cubran las necesidades de las generaciones actuales sin poner en riesgo a las generaciones futuras, para lograr esos compromisos referidos es que resulta necesaria la labor jurídica, así como otras áreas de estudio, que de manera conjunta busca crear los instrumentos legales necesarios para prevenir y controlar los efectos negativos al ambiente.

Juan Ramón García Feregrino. Es egresado de la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Londres; Maestrante en Derecho Ambiental por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Azcapotzalco; actualmente es docente en el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas. Ha participado como ponente en diversos Foros nacionales e internacionales y se especializa en temas de ciudadanía, participación ciudadana, democracia ambiental y el estudio de caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Más info en: www.garciamayaabogados.com

En el centro del Golfo de California, frente al Puerto de Guaymas, Sonora, se encuentra una cuenca marina a 2000 metros de profundidad debajo del nivel del mar, donde se encuentran chimeneas con descargas de agua a temperaturas muy elevadas, hasta 300 °C. Este sistema hidrotermal producto del vulcanismo permite la existencia de organismos con adaptaciones particulares pues están expuestos a temperaturas extremas, sin luz ni oxígeno para realizar sus funciones. El ser humano ha podido descender a estas profundidades mediante el uso de submarinos especiales, como el Alvin, y recoger muestras de estos organismos marinos que no solo tienen interés científico sino que pueden ayudar a resolver problemas de salud, entre otros. Nuestros invitadas platicarán sobre su participación en una de estas impresionantes expediciones.

Invitadas:
Fanny Reisman Moussan. Bióloga por la UAM-X, Maestra en Ciencias por el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Ruth Esther Villanueva Estrada. Doctora en Ciencias por el Instituto de Geofísica de la UNAM con maestría en Ciencias del Mar y Limnología. Investigadora titular del Instituto de Geofísica de la UNAM.

En el centro del Golfo de California, frente al Puerto de Guaymas, Sonora, se encuentra una cuenca marina a 2000 metros de profundidad debajo del nivel del mar, donde se encuentran chimeneas con descargas de agua a temperaturas muy elevadas, hasta 300 °C. Este sistema hidrotermal producto del vulcanismo permite la existencia de organismos con adaptaciones particulares pues están expuestos a temperaturas extremas, sin luz ni oxígeno para realizar sus funciones. El ser humano ha podido descender a estas profundidades mediante el uso de submarinos especiales, como el Alvin, y recoger muestras de estos organismos marinos que no solo tienen interés científico sino que pueden ayudar a resolver problemas de salud, entre otros.

Invitadas:
Fanny Reisman Moussan. Bióloga por la UAM-X, Maestra en Ciencias por el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Ruth Esther Villanueva Estrada. Doctora en Ciencias por el Instituto de Geofísica de la UNAM con maestría en Ciencias del Mar y Limnología. Investigadora titular del Instituto de Geofísica de la UNAM.