La Laguna de Zumpango es un remanente de los grandes lagos de la Cuenca de México, por lo cual, representa un ecosistema importante para la avifauna a nivel regional y nacional. En la actualidad en este humedal podemos encontrar más de 150 especies de aves, entre las que se encuentran: patos, garzas, aves playeras, zambullidores y aves canoras como el cenzontle y el chivirín pantanero. El 50% de la avifauna que habita en esta laguna está representada por especies acuáticas, que encuentran en este ecosistema un hábitat importante para reproducirse, o para descansar y alimentarse durante la temporada de migración. La Laguna de Zumpango es un excelente sitio para realizar actividades recreativas como la observación de aves, que nos permite estar en contacto con la naturaleza, así como conocer y aprender sobre la biodiversidad de nuestro país.

Araceli Janette Rodríguez Casanova. Bióloga, Maestra en Ciencias en Biodversidad y Conservación, egresada de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Ha estudiado a las aves acuáticas de la Laguna de Zumpango desde 2013. Actualmente trabaja en proyectos sobre la conservación de aves acuáticas prioritarias.

MATERIAL DE APOYO:

Rodríguez-Casanova, Araceli Janette, & Zuria, Iriana. (2018). Biología reproductiva de anátidos (Familia Anatidae) en la Laguna de Zumpango, Estado de México. Huitzil 19(1), 1-13. https://dx.doi.org/10.28947/hrmo.2018.19.1.301https://outlook.office.com/owa/…

Patos y más patos en la Laguna de Zumpango. Davy Garrido. Publicado el 17 dic. 2015. https://www.youtube.com/watch?v=7n2WxyGf0Jk

En México, la historia de los museos marca usualmente el siglo XIX como la época en la que esas instituciones tuvieron su origen. Sin embargo, antes de la apertura del Museo Nacional Mexicano, considerado nuestro primer templo de las musas, hubo al menos once gabinetes de historia natural en los que se albergaban colecciones de una naturaleza novohispana que apenas se estaba reconociendo.

De los gabinetes que existían en el centro de la ciudad de México, diez de ellos eran de coleccionistas que mantenían el acceso restringido a unos cuantos, mientras el otro, que pertenecía al cirujano y expedicionario español, José Longinos Martínez, se estableció como el primer espacio público que servía de escenario a la naturaleza novohispana mientras honraba el patrocino y la existencia del monarca Carlos III.

El gabinete de Longinos Martínez ha trascendido en la historia de los museos mexicanos como el primer y único museo del siglo XVIII; sin embargo, y como ahora veremos, hay más que decir de él.

María Eugenia Constantino
Es Doctora en Ciencias con especialidad en Investigaciones Educativas por el CINVESTAV. Actualmente trabaja como Profesora Investigadora en la Universidad del Valle de México, Campus Tlalpan y como profesora de Historia de la Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores y ha publicado numerosos artículos enfocados en el coleccionismo de naturaleza novohispano, aprovechando el tema para pensar en una de sus inquietudes: las relaciones entre humanos y animales

En México, la historia de los museos marca usualmente el siglo XIX como la época en la que esas instituciones tuvieron su origen. Sin embargo, antes de la apertura del Museo Nacional Mexicano, considerado nuestro primer templo de las musas, hubo al menos once gabinetes de historia natural en los que se albergaban colecciones de una naturaleza novohispana que apenas se estaba reconociendo.

De los gabinetes que existían en el centro de la ciudad de México, diez de ellos eran de coleccionistas que mantenían el acceso restringido a unos cuantos, mientras el otro, que pertenecía al cirujano y expedicionario español, José Longinos Martínez, se estableció como el primer espacio público que servía de escenario a la naturaleza novohispana mientras honraba el patrocino y la existencia del monarca Carlos III.

El gabinete de Longinos Martínez ha trascendido en la historia de los museos mexicanos como el primer y único museo del siglo XVIII; sin embargo, y como ahora veremos, hay más que decir de él.

María Eugenia Constantino
Es Doctora en Ciencias con especialidad en Investigaciones Educativas por el CINVESTAV. Actualmente trabaja como Profesora Investigadora en la Universidad del Valle de México, Campus Tlalpan y como profesora de Historia de la Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores y ha publicado numerosos artículos enfocados en el coleccionismo de naturaleza novohispano, aprovechando el tema para pensar en una de sus inquietudes: las relaciones entre humanos y animales

En México el “cempoalxochitl” o flor de veinte pétalos es cultivado para diversos fines. Uno de los usos más conocidos es en el Día de Muertos, donde cada 2 de noviembre se utiliza para las ofrendas y se lleva a los panteones.

El cempasúchil también se emplea con fines medicinales, como colorante de textiles, control de plagas y como alimento de aves de corral, ya que genera el color amarillo a la yema del huevo y mejor un aspecto a la carne de los pollos.

Gimena Pérez Ortega
Doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (2016). Participa en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, la Red Temática Patrimonio Biocultural de México. Actualmente realiza una estancia postdoctoral en Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM. Es editora asociada de la Revista Etnobiología, forma parte de la mesa de la Asociación Mexicana de Etnobiología. Ha publicado varios artículos científicos y libros como “Plantas medicinales de uso tradicional en la Ciudad de México”.

La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que se lleva a cabo en el Valle de México, principalmente en Texcoco y San Salvador Atenco, es un megaproyecto polémico. Por una parte, se enfatiza la necesidad de contar con un aeropuerto moderno y eficiente. Por la otra parte, se critica su enorme costo, forma de financiarlo y su impacto ambiental, pues incrementará la superficie de la megaurbe y cancelará la vocación natural de esta área, en especial como zona de recarga de agua y refugio de aves acuáticas. La ciudadanía debe estar informada para apoyar o no este megaproyecto y su impacto al futuro.

Patricia Escalante, es Bióloga, Maestra y Doctora en Ciencias por la UNAM. Investigadora del Departamento de Zoología del Instituto de Biología de la misma Universidad. Se especializa en la conservación de aves silvestres, en especial guacamayas.

Uno de los problemas ambientales más graves en México es la deforestación, la cual es considerada como la remoción de la cubierta vegetal de un sitio o región. Actualmente, la Organización de Agricultura y Alimentación estima que en nuestro país se deforestan 631 mil hectáreas por año (1.07% del total), lo que coloca a México como el quinto país que más superficie vegetal pierde en el mundo. Para atacar este problema se puede Reforestar; pero en los últimos años, ha surgido el concepto de Restauración Ecológica como estrategia para recuperar los ecosistemas alterados por el hombre, o por fenómenos naturales como los ciclones. Consulta el tema en: <http://inventio.uaem.mx/index.php/inventio/article/view/172/314>.
 
Óscar Dorado. Es Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Fundador de la Reserva de la Biosfera Sierra de Huautla, Morelos. Ha recibido numerosos reconocimientos entre ellos el “Premio Nacional de Ecología 1998”. Activo promotor de la educación ambiental, ecología y biodiversidad. Dirige el programa “Gente de Ambiente” en Radio UAEM, comentarista en estos temas en Televisa Morelos y colaborador de varios periódicos del Estado de Morelos.
Las tortugas marinas son los reptiles más carismáticos y queridos del planeta. A las playas de Veracruz llegan cinco de las siete especies que existen en el planeta: Laúd, Verde, Caguama, Carey, y Lora. Aunque las tortugas depositan una gran cantidad de huevos, se estima que solamente una de cada mil crías llega a la edad adulta. En nuestro país, la caza y pesca de las tortugas marinas se encuentra en veda desde 1990. En los campamentos tortugueros se liberan más de 30 millones de tortuguitas cada año, lo cual es un esfuerzo muy importante para conservar estas especies, que están amenazadas principalmente por el ser humano.
 
Jorge Éufrates Morales Mávil. Doctor en Biología por la UNAM. Investigador del Instituto Neuro-Etología de la Universidad Veracruzana, en Xalapa, donde actualmente es Director. Ha publicado cerca de 40 artículos científicos y 15 capítulos sobre ecología y comportamiento de vertebrados silvestres
Las orquídeas forman la segunda familia más grande de plantas con flores. Son muy abundantes y diversas en regiones tropicales. Las orquídeas usualmente crecen sobre los árboles, es decir son epífitas. Su reproducción puede ser muy difícil cuando están asociadas a insectos especialistas que solo visitan esas flores, pero los seres humanos han logrado cultivar varias de ellas. Las orquídeas son flores muy apreciadas en el todo el mundo por su belleza y son empleadas con fines de ornato, algunas llegan a alcanzar precios muy altos, pero la más conocida es la vainilla.
Roberto Enciso Rodríguez. Es Biólogo por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa. Doctor en Ciencias por la Universidad de París. Es especialista en Micropropagación, Química de Plantas Medicinales y en Cultivo de Orquídeas. Es Juez en exposiciones nacionales de Orquídeas.

La herbolaria mexicana es una tradición profunda pero frágil; los saberes y las enseñanzas que guarda las plantas son patrimonio de todos pero no las revelan a cualquiera. La maestra Abigail Aguilar ha logrado, a lo largo de su excepcional carrera, intercalar la sabiduría de la botánica tradicional mexicana con su propia historia personal. Plantas del Anáhuac. Una visión de Abigail Aguilar Contreras es el reencuentro de una relación más cercana entre la memoria y la investigación.

Abigail Aguilar Contreras Bióloga y Maestra en Ciencias por la UNAM. Hasta su jubilación dirigió el Herbario del Instituto Mexicano del Seguro Social. Es autora de cuatro libros y muchos artículos científicos. En 2015 recibió el premio Martin de la Cruz que otorga la Secretaria de Salud, reconociendo así el fructífero trabajo de la experta más importante del país en plantas medicinales

Andrea Citlalpiltzin Olguín Martínez
Profesora en la Especialidad en Diseño Editorial de la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes (EDINBA) Coordinadora de varios proyectos editoriales con tema en Herbolaria