El ser humano desde la antigüedad ha empleado algas marinas en su vida cotidiana, principalmente para su alimentación, en la agricultura, ganadería y la medicina tradicional; pero con el paso del tiempo, se han ampliado sus aplicaciones a la industria farmacológica, cosmética y alimentaria. En los mares de México existen algas de gran tamaño, por lo cual se les llama macroalgas, que proporcionan valiosos productos. Buena parte de los ciudadanos desconocen la existencia e importancia de estos organismos. Las macroalgas no solo tienen valor económico, sino ecológico, pues pueden formar majestuosos “bosques” en los océanos, donde se alimentan y habitan peces, focas y otros organismos marinos.

José Luis Godínez Ortega. Biólogo y Maestro en Ciencias por la UNAM. Doctor en Ciencias por el Cinvestav. Curador de la colección de Algas del Herbario Nacional del instituto de Biología de la UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *