EL TLACUACHE

Una antigua leyenda mesoamericana cuenta que el animalito que se conoce en México como Tlacuache, fue quien llevó el fuego al hombre, cuando era exclusivo de los dioses. El tlacuache robó una brasa de la hoguera, la guardo en su bolsa marsupial y se la dio a los hombres. Durante la hazaña se quemó la cola. Es por esto que es “el pequeño come fuego”, o mejor aún, el “Prometeo mexicano”.

Fernando Cervantes Reza. Biólogo por la Facultad de Ciencias, UNAM. Maestro y Doctor por la Universidad de Kansas Estados Unidos. Se especializa en mamíferos, biogeografía y genética de la conservación.