El Códice de la Cruz-Badiano fue escrito en 1552 en el Real Colegio de Indios de la Santa Cruz de Tlatelolco, en la actual Ciudad de México. Su autor fue el médico tlatelolca Martín de la Cruz. La traducción al latín la realizó otro profesor indígena del Colegio, Juan Badiano, originario de Xochimilco. Sin embargo, el título que su autor realmente le confirió es: Libellus Medicinalibus Indorum Herbis, esto es: “Librito de Hierbas Medicinales de las Indias”. Se trata del primer libro de tema botánico, farmacéutico y médico escrito en el continente americano, 31 años después de la conquista. Contiene bellas ilustraciones a color de la flora de México. Su sobrevivencia es un verdadero milagro, durante casi 400 años permaneció desconocido y inédito. Este es un libro fundamental para México y el mundo, que es necesario conocer e investigar, púes representa una verdadera ventana en el tiempo que nos remite a la cultura nahua mesoamericana, así como a las ideas renacentistas y medievales europeas.

Ricardo Reyes Chilpa Se graduó como Biólogo en la Universidad Autónoma Metropolitana, es Maestro en Ecología por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos y como Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es Investigador en el Instituto de Química de la misma Universidad, donde imparte los cursos: Química y Farmacología de Plantas Medicinales y Ecología Química

El Códice de la Cruz-Badiano fue escrito en 1552 en el Real Colegio de Indios de la Santa Cruz de Tlatelolco, en la actual Ciudad de México. Su autor fue el médico tlatelolca Martín de la Cruz. La traducción al latín la realizó otro profesor indígena del Colegio, Juan Badiano, originario de Xochimilco. Sin embargo, el título que su autor realmente le confirió es: Libellus Medicinalibus Indorum Herbis, esto es: “Librito de Hierbas Medicinales de las Indias”. Se trata del primer libro de tema botánico, farmacéutico y médico escrito en el continente americano, 31 años después de la conquista. Contiene bellas ilustraciones a color de la flora de México. Su sobrevivencia es un verdadero milagro, durante casi 400 años permaneció desconocido y inédito. Este es un libro fundamental para México y el mundo, que es necesario conocer e investigar, púes representa una verdadera ventana en el tiempo que nos remite a la cultura nahua mesoamericana, así como a las ideas renacentistas y medievales europeas.

Ricardo Reyes Chilpa Se graduó como Biólogo en la Universidad Autónoma Metropolitana, es Maestro en Ecología por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos y como Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es Investigador en el Instituto de Química de la misma Universidad, donde imparte los cursos: Química y Farmacología de Plantas Medicinales
y Ecología Química

El envejecimiento, desde el punto de vista biológico, representa un descenso gradual en diversas capacidades físicas y mentales, así como un incremento en la susceptibilidad para padecer diversas enfermedades a lo largo del tiempo. Según datos de la Organización Mundial de la Salud entre 2015 y 2050 el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando de 12% a 22%. Hasta hace algunos años se creía que el envejecimiento era un proceso irreversible; sin embargo recientemente se ha comprobado científicamente mediante modelos experimentales que es posible incrementar la esperanza de vida y de forma saludable. Algunas substancias naturales como la quercetina, rapamicina, la epigalocatequina galato han sido identificadas como potenciales, sin embargo todavía falta mucho camino por avanzar.

Juan Carlos Gómez Verjan Se graduó como Químico Farmacéutico Biólogo, Maestro y Doctor en Ciencias Biológicas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es Investigador en el Instituto Nacional de Geriatría de la Secretaria de Salud.

La nochebuena es una planta que se utiliza desde tiempos prehispánicos como ornato y en rituales. En la actualidad es de suma importancia en la época navideña para el adorno de las casas. A pesar de ser nombrada flor, en realidad son hojas modificadas de color rojo, al centro de estas se encuentran agrupadas las verdaderas flores, muy pequeñas, de color amarillo.
 
Laura Trejo Hernández es Bióloga, Maestra y Doctora en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Actualmente es Catedrática del CONACYT en el Instituto de Biología de la UNAM, Unidad de Tlaxcala, en el Laboratorio Regional de Biodiversidad y Cultivo de Tejidos Vegetales
Los seres humanos han utilizado plantas para aliviar y prevenir diversas enfermedades, para darle sabor, color y olor a sus alimentos, así como en rituales y ceremonias. Estas propiedades se deben a ciertos compuestos químicos, llamados metabolitos secundarios, que se producen en las hojas, raíces, flores, semillas y frutos. Algunos ejemplos, son: aceites esenciales de olores agradables que contienen eucaliptol, mentol, limoneno, o bien alcaloides como la nicotina y la cocaína con efectos sobre el sistema nervioso. ¿Por qué las plantas producen estas substancias? Hoy día sabemos, que la naturaleza no tiene por objetivo servir al ser humano. La Ecología Química ha descubierto que estas substancias son en realidad defensas químicas de las plantas contra los insectos, hongos, bacterias, pero también pueden atraer polinizadores o insectos adaptados por un proceso coevolutivo. Este es le caso de las larvas de mariposa monarca (Danaus plexipplus) que ingieren plantas tóxicas y usan esas substancias como defensa a los pájaros; más aún, en su estado adulto pueden transformar los alcaloides del néctar de las flores de su dieta en feromonas, es decir en atrayentes sexuales.
 
Ricardo Reyes Chilpa Se graduó como Biólogo en la Universidad Autónoma Metropolitana, es Maestro en Ecología por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos y como Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es Investigador en el Instituto de Química de la misma Universidad, donde imparte los cursos: Química y Farmacología de Plantas Medicinales
y Ecología Química

En la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, la desmedida urbanización, y el aumento de la población, han generado un cambio climático, donde la diferencia de temperatura entre el área urbana y rural puede ser de 3 a 5 grados centígrados. Sin embargo, dependiendo de las características meteorológicas, dicha diferencia puede ser de hasta de diez grados entre el centro de la Ciudad de México y las zonas rurales, como Xochimilco. Las personas sufren en estas “islas de calor.” La vegetación urbana es un medio para combatir las “islas de calor”, pero a pesar de las recomendaciones de organismos internacionales, la vegetación es víctima del desarrollo urbano, siendo desplazada por nuevas edificaciones y vías de comunicación.

Invitado(a): Víctor L. Barradas. Víctor: es Licenciado en Ciencias Atmosféricas, Maestro en Ciencias (Geofísica) y Doctor en Ciencias por la Universidad de Nottingham, Gran Bretaña. Sus líneas de investigación son la Interacción Planta-Atmósfera principalmente en el uso del agua, Cambio climático, Micro-climatología, Ecofisiología y Ecología urbana. Ha publicado más de 70 artículos y tres libros. Es Investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

México es reconocido (y auto reconocido) como un país megadiverso, con una flora útil muy abundante, centro de origen de la agricultura y de domesticación de plantas, donde se generaron al menos 100 especies de plantas cultivadas , muchas de las cuales son en la actualidad de gran importancia en la producción mundial, tanto desde el punto de vista alimentario como económico. Sin embargo, de los beneficios y riqueza que el aprovechamiento de estas especies genera en el mundo, México obtiene solo un bajo porcentaje. En este programa se hace un llamado de atención y se analizan las causas de esta lamentable situación

Francisco Basurto Peña , es Biólogo y Maestro en Ciencias por la UNAM. Actualmente labora en el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la misma Universidad. Su línea de trabajo es Etnobotánica

México es reconocido (y auto reconocido) como un país megadiverso, con una flora útil muy abundante, centro de origen de la agricultura y de domesticación de plantas, donde se generaron al menos 100 especies de plantas cultivadas , muchas de las cuales son en la actualidad de gran importancia en la producción mundial, tanto desde el punto de vista alimentario como económico. Sin embargo, de los beneficios y riqueza que el aprovechamiento de estas especies genera en el mundo, México obtiene solo un bajo porcentaje. En este programa se hace un llamado de atención y se analizan las causas de esta lamentable situación

Francisco Basurto Peña , es Biólogo y Maestro en Ciencias por la UNAM. Actualmente labora en el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la misma Universidad. Su línea de trabajo es Etnobotánica