El Oso Andino, también llamado Oso de Anteojos, es una especie vulnerable, se estima que cerca de 20.000 ejemplares aún sobreviven en vida silvestre. Poco se conoce acerca de esta especie, en comparación con las otras siete especies de osos que habitan nuestro planeta.

El Oso Andino habita en la cordillera de los Andes, desde Venezuela, pasando por el Ecuador, hasta el noroeste de Argentina. Está adaptado para vivir en una gran variedad de hábitats. El ser humano es la principal amenaza para su supervivencia. La agricultura y la ganadería están destruyendo hábitats valiosos para esta especie, originando conflictos oso-humano debido a esto los osos son asesinados. Los Osos Andinos son muy tímidos y ariscos,

Actualmente los Osos Andinos se encuentran en peligro, ya que Los Bosques de Neblina y Los paramos donde viven, están desapareciendo rápidamente a causa de las actividades humanas. Con un mejor entendimiento de las necesidades de esta especie, se pueden implementar estrategias para lograr su sobrevivencia, protección y convivencia con el ser humano. La educación ambiental es una de las vías para salvar al Oso Andino de la extinción.

Armando Castellanos reside en Quito, Ecuador. Es Biólogo y presidente de la Fundación Oso Andino. Dirige el Proyecto Grandes Mamíferos del Parque Nacional Cayambe Coca, en el Ecuador. Ha investigado a los Osos Andinos desde 1995. Su proyecto es el único en el mundo que ha reinsertando de manera exitosa 20 Osos Andinos cautivos a áreas naturales. Ha publicado numerosos trabajos científicos; además, ha filmado numerosos documentales para BBC, National Geographic y otras televisoras.