Los océanos cubren aproximadamente el 70% de la superficie de nuestro planeta. La profundidad promedio de los mares a nivel mundial es cercana a los 3000m, sin embargo, más allá de los 200m de profundidad, sabemos poco acerca de la vida marina, del denominado “mar profundo”. En las tres últimas décadas, el uso de sumergibles y vehículos autónomos ha permitido realizar la exploración de las regiones más profundas del océano. El mar profundo se encuentra permanentemente en total oscuridad, las presiones hidrostáticas son muy elevadas, la temperatura del agua es baja y la supervivencia de una gran parte de los organismos depende del alimento producido por la fotosíntesis en la superficie.

Pedro López Garrido es Biólogo egresado de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, realizó su maestría en Biología Marina en el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, donde actualmente también estudios de doctorado en conjunto con la Universidad de Cádiz de España. Desde el año 2004 es investigador de la Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Así mismo, es perito certificado en Evaluación del Patrimonio Subacuático miembro del Colegio de Biólogos de México y del Comité Editorial de la Revista Simbiosis.