En el centro del Golfo de California, frente al Puerto de Guaymas, Sonora, se encuentra una cuenca marina a 2000 metros de profundidad debajo del nivel del mar, donde se encuentran chimeneas con descargas de agua a temperaturas muy elevadas, hasta 300 °C. Este sistema hidrotermal producto del vulcanismo permite la existencia de organismos con adaptaciones particulares pues están expuestos a temperaturas extremas, sin luz ni oxígeno para realizar sus funciones. El ser humano ha podido descender a estas profundidades mediante el uso de submarinos especiales, como el Alvin, y recoger muestras de estos organismos marinos que no solo tienen interés científico sino que pueden ayudar a resolver problemas de salud, entre otros.

Invitadas:
Fanny Reisman Moussan. Bióloga por la UAM-X, Maestra en Ciencias por el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Ruth Esther Villanueva Estrada. Doctora en Ciencias por el Instituto de Geofísica de la UNAM con maestría en Ciencias del Mar y Limnología. Investigadora titular del Instituto de Geofísica de la UNAM.