La Silvoquímica es el aprovechamiento de los tejidos de los árboles, principalmente de la madera, para obtener substancias útiles, como el etanol, o alcohol común, pero también, se pueden fabricar otros productos, tal como lo hace la petroquímica usando como materia prima al petróleo. En 2019 se inició el programa gubernamental «Sembrando Vida» para repoblar con árboles maderables y frutales todo el país. Sin embargo, también se pueden sembrar varios árboles por sus hojas, estas pueden cosecharse periódicamente para obtener substancias químicas útiles. Esta forma de manejo requiere tiempos más cortos que para obtener madera. Tampoco, es necesario cortar los árboles y pueden realizarse varias cosechas en un año. En este programa se tratan 3 casos.1) Las hojas de guayaba de las cuales se desarrolló un fitomedicamento para el tratamiento de trastornos gastrointestinales 2) Las hojas del laurel mexicano que se emplean como condimentos y su aceite esencial es antidepresivo 3) Las hojas de Bari (Calophyllum brasiliense) un árbol de las Selvas tropicales que poseen compuestos antivirales (VIH), antitumorales y contra el parásito causante de la Enfermedad de Chagas. Estos árboles ya se cultivan, pero falta promover que las hojas también son fuente de substancias útiles.

Invitado: Ricardo es biólogo por la Universidad Autónoma Metropolitana, Maestro en Ciencias por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos, Doctor en Ciencias por la UNAM. Actualmente es Investigador del Instituto de Química de la UNAM, investigador Nacional Nivel 3 del Conacyt.