En el corazón de la Ciudad de México se encuentra el Bosque de Chapultepec, uno de los parques urbanos más importantes del mundo; el cual cuenta, entre otros atractivos con un Zoológico. Desde su creación y a lo largo de su historia, el Zoológico de Chapultepec ha enfrentado con éxito numerosos retos. En el mes de julio de 2019 se celebrarán 95 años de haber abierto sus puertas al público, siendo uno de los centros más importantes para la conservación de la biodiversidad, en donde especies animales en peligro de extinción han encontrado una oportunidad para vivir. Conocer la historia Zoológico de Chapultepec nos permite entender el gran esfuerzo de muchos amantes de la naturaleza, entre los cuales resalta su fundador, el biólogo Alfonso Luis Herrera.

Dra. Regina Horta Duarte. Maestra y Doctora en Historia por la Universidad Estadual de Campinas, en Brasil. Actualmente es Profesora Titular de la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil. Se especializa en Historia del Brasil., así como en la investigación de los zoológicos de América Latina en el siglo XX.

Aunque, en los últimos 100 años Lago de Texcoco disminuyó drásticamente su tamaño por la desecación artificial, desde hace miles de años ha sido un humedal que permite la sobrevivencia de diversas aves residentes; así como, la llegada de otras aves acuáticas provenientes de otros países como lo son Estados Unidos y Canadá. Con el inicio de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, los humedales y en especial el Lago artificial Nabor Carrillo, fueron desaguados poco a poco; ocasionando que las aves ya no tuvieran ese espacio, que por derecho histórico les pertenece. Tras la cancelación de esa megaobra, se abre el debate sobre cuál será el destino del lago de Texcoco y de qué manera se podría subsanar el daño ambiental que ocasionaron.
 
Dra. Patricia Escalante, es Bióloga, Maestra y Doctora en Ciencias por la UNAM. Investigadora del Departamento de Zoología del Instituto de Biología de la misma Universidad. Se especializa en genética y conservación de aves silvestres. Además es activista en la conservación del lago de Texcoco y su avifauna.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) define la ciencia como “la mayor empresa colectiva de la humanidad. La ciencia ofrece soluciones para los desafíos de la vida cotidiana y nos ayuda a responder a los grandes misterios de la humanidad. Para afrontar los desafíos del desarrollo sostenible, gobiernos y ciudadanos tienen que entender el lenguaje de la ciencia y adquirir una cultura científica. Asimismo, los científicos han de comprender los problemas a los que se enfrentan los gobernantes y esforzarse en buscar soluciones pertinentes y comprensibles para los gobiernos y la sociedad en general”. Como en muchos aspectos de la vida, los gobiernos pueden definir políticas públicas para bien o para mal de la sociedad, crear o destruir, por lo cual es importante conocerlas.

Ricardo Reyes Chilpa. Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Biólogo y Maestro en Ciencias en Ecología y Recursos Bióticos. Investigador del Instituto de Química de la UNAM. Investigador Nacional Nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores.

El cambio climático es uno de los problemas más severos al que se enfrenta la humanidad. Se manifiesta por el aumento en la temperatura del planeta y se debe al incremento en los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono y el metano al quemar petróleo y carbono para el transporte y producción de energía, así como, a la deforestación e incendios forestales. Los avances en la investigación del cambio climático y las crecientes evidencias de sus graves peligros ambientales, sociales y económicos, han obligado a que en los últimos años los gobiernos del mundo lo incorporen en sus agendas. Pero, ¿Cómo combatir el cambio climático? Los bosques y selvas pueden ser una manera de mitigarlo.

José Antonio Benjamín Ordóñez
Biólogo por la Facultad de Ciencias de UNAM y Doctor en Ciencias Biomédicas, Instituto de Ecología de la misma institución, Evaluador Acreditado por del fondo FONSEC SEMARNAT. Ha publicado varios libros y artículos.

En la zona centro de la Ciudad de México se encuentra uno de los colegios más antiguos de la ciudad. Por más de dos siglos y medio el Colegio Vizcaínas ha sido testigo y actor de la historia de México. Fundada en 1767 por un grupo de vascos que radicaban en México con la finalidad de proteger y educar a niñas huérfanas y viudas. El Colegio sigue siendo una institución de beneficio social, que tiene un gran compromiso con la sociedad, la educación y el medio ambiente
Rocío Téllez Estrada
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM con Maestría en Administración de Instituciones Educativas en la Universidad del Valle de México. Es autora de 11 libros de texto para Primaria y Secundaria y ha escrito más de 50 artículos de investigación, docencia y divulgación de las ciencias en diversas revistas. Ha sido profesora en las de 150 cursos presenciales y en línea, asesora pedagógica, Directora y Coordinadora de área y desde 2014 a la fecha es Directora Académica del Colegio de San Ignacio de Loyola Vizcaínas I.A.P., en la Ciudad de México.
Los colibríes son importantes en la cosmovisión de los pueblos indígenas de América, se les ha asociado con deidades de la reproducción, fertilidad, pero también con la guerra, como Huitzilopochtli, el colibrí zurdo, de los mexicas. Los colibríes son importantes ecológicamente, pues polinizan muchas flores en busca del néctar que los alimenta. Todas las especies de colibríes se encuentran amenazadas, por el comercio ilegal, pero sobre todo por la destrucción de sus hábitats. En los últimos años la sociedad ha adquirido el gusto por observarlos y atraerlos a sus casas con bebederos artificiales, pero una alternativa más atractiva y entretenida, que cada día gana más adeptos, es crear jardines para colibríes. Los ciudadanos pueden contribuir con esta y otras acciones a conservar estas hermosas e interesantes aves.
 
María del Coro Arizmendi Arriaga. Es Profesora en la Universidad Nacional Autónoma de México, se especializa en la ecología de aves, en especial colibríes y polinización. Ha publicado más de 50 artículos y 6 libros. Coordinó el proyecto Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves de México, y sirvió de base para la creación de la Iniciativa para la Conservación de las Aves de Norte América

El pasado 9 de enero del 2019 se llevo acabo el Modelo de Naciones Unidas, en el H. Congreso de la Unión donde participaron alumnos de México, Colombia, Argentina, Ecuador y Bolivia. El MUN por sus siglas en inglés, son actividades académicas de alto nivel pedagógico y consiste en una simulación del funcionamiento de la organización del sistema de Naciones Unidas, es decir, en vez de ser Diplomáticos o Funcionarios de Estado los que debaten temas de la agenda internacional, son estudiantes del ámbito secundario, terciario o universitario. Estas simulaciones se consideran de alto nivel académico por el esfuerzo y la preparación que requiere. Vemos beneficios en materia académica, desarrollo de aptitudes y valores humanos.

López Marcos Andrés. (Argentina). Estudiante avanzado de la carrera Lic. en Ciencia Política y Relaciones Internacionales. Conferencista Internacional. Miembro de SMARTLY. Emprendedorismo Social en ODS. Coordinador de la Delegación Latinoamericana.

Montero Tofiño Santiago.(Colombia) Estudiante de Derecho de la Pontifica Universidad de Cali con Diplomado en arbitraje. Investigar del semillero de arbitraje internacional de la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Cali

Rueda López Fernando David. (Ecuador). Estudiante de Ingeniería en la Ciudad de Loja Representante estudiantil y universitario.

El Códice de la Cruz-Badiano fue escrito en 1552 en el Real Colegio de Indios de la Santa Cruz de Tlatelolco, en la actual Ciudad de México. Su autor fue el médico tlatelolca Martín de la Cruz. La traducción al latín la realizó otro profesor indígena del Colegio, Juan Badiano, originario de Xochimilco. Sin embargo, el título que su autor realmente le confirió es: Libellus Medicinalibus Indorum Herbis, esto es: “Librito de Hierbas Medicinales de las Indias”. Se trata del primer libro de tema botánico, farmacéutico y médico escrito en el continente americano, 31 años después de la conquista. Contiene bellas ilustraciones a color de la flora de México. Su sobrevivencia es un verdadero milagro, durante casi 400 años permaneció desconocido y inédito. Este es un libro fundamental para México y el mundo, que es necesario conocer e investigar, púes representa una verdadera ventana en el tiempo que nos remite a la cultura nahua mesoamericana, así como a las ideas renacentistas y medievales europeas.

Ricardo Reyes Chilpa Se graduó como Biólogo en la Universidad Autónoma Metropolitana, es Maestro en Ecología por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos y como Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es Investigador en el Instituto de Química de la misma Universidad, donde imparte los cursos: Química y Farmacología de Plantas Medicinales y Ecología Química

El Códice de la Cruz-Badiano fue escrito en 1552 en el Real Colegio de Indios de la Santa Cruz de Tlatelolco, en la actual Ciudad de México. Su autor fue el médico tlatelolca Martín de la Cruz. La traducción al latín la realizó otro profesor indígena del Colegio, Juan Badiano, originario de Xochimilco. Sin embargo, el título que su autor realmente le confirió es: Libellus Medicinalibus Indorum Herbis, esto es: “Librito de Hierbas Medicinales de las Indias”. Se trata del primer libro de tema botánico, farmacéutico y médico escrito en el continente americano, 31 años después de la conquista. Contiene bellas ilustraciones a color de la flora de México. Su sobrevivencia es un verdadero milagro, durante casi 400 años permaneció desconocido y inédito. Este es un libro fundamental para México y el mundo, que es necesario conocer e investigar, púes representa una verdadera ventana en el tiempo que nos remite a la cultura nahua mesoamericana, así como a las ideas renacentistas y medievales europeas.

Ricardo Reyes Chilpa Se graduó como Biólogo en la Universidad Autónoma Metropolitana, es Maestro en Ecología por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos y como Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es Investigador en el Instituto de Química de la misma Universidad, donde imparte los cursos: Química y Farmacología de Plantas Medicinales
y Ecología Química

La nochebuena es una planta que se utiliza desde tiempos prehispánicos como ornato y en rituales. En la actualidad es de suma importancia en la época navideña para el adorno de las casas. A pesar de ser nombrada flor, en realidad son hojas modificadas de color rojo, al centro de estas se encuentran agrupadas las verdaderas flores, muy pequeñas, de color amarillo.
 
Laura Trejo Hernández es Bióloga, Maestra y Doctora en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Actualmente es Catedrática del CONACYT en el Instituto de Biología de la UNAM, Unidad de Tlaxcala, en el Laboratorio Regional de Biodiversidad y Cultivo de Tejidos Vegetales