Los hongos y los árboles pueden llegar a vivir juntos, beneficiándose entre sí, un ejemplo son los hongos que viven en las raíces de los oyameles. Estos árboles tienen una gran importancia en la producción de madera, los bosques que forman son muy apreciados como sitios turísticos y de relajamiento, así como para el abasto de agua.

Andrés Argüelles es biólogo egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro y estudió la maestría en la UNAM, en donde actualmente cursa los estudios de doctorado. Ha sido profesor en la Facultad de Ciencias de la UNAM con la materia: Biología de Hongos, y ha impartido varios cursos y conferencias; también, ha colaborado en la publicación de artículos científicos.