El agua es un recurso actualmente limitado; el crecimiento poblacional implica una mayor demanda de este recurso, y por lo tanto una producción de aguas residuales cada vez mayor. Por esta razón el tratamiento de aguas residuales es prioritario a nivel mundial. El principal objetivo del tratamiento de agua residual consiste en remover contaminantes que están presentes de forma orgánica e inorgánica, como partículas suspendidas o disueltas; con el fin de alcanzar una calidad para su descarga o reutilización. Esto se logra mediante operaciones físicas y procesos químicos y biológicos.

Flor Tania Escárcega Olivares es Bióloga por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México y estudiante de maestría en Ingeniería Ambiental con especialidad en Agua en la máxima casa de estudios.