El huerto familiar es un modo de producción agrícola tradicional, ecológicamente sustentable. Consiste en la producción de múltiples cultivos en una misma parcela donde se ubica la casa campesina e indígena; principalmente complementan la dieta, pero a menudo generan un ingreso económico adicional, por lo que contribuyen a mantener la seguridad alimentaria. El huerto familiar en México tiene un registro de más de 10,000 años de antigüedad. Nuestro país se encuentra en una de las regiones geográficas con el mayor número de huertos familiares del mundo

María de Jesús Ordoñez es bióloga egresada de la Universidad Autónoma Metropolitana. Maestra en Ecología por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos (INIREB). Doctora en Ciencias por la UNAM, en donde actualmente es investigadora en el Centro Regional de Investigaciones Multidisciplianarias.

Sin duda, todos hemos observado en las aceras de nuestra ciudad, huellas de zapatos y de patas de animales, que nos indican que cuando el cemento estaba fresco, pasó por ahí una persona, un perro, un gato, incluso un ave. Estas huellas y rastros también encuentran de forma natural en las rocas, indicando que millones de años atrás, extraños seres vivos transitaron por ese lugar. Muchos de estos animales hoy están extintos; su existencia solo la deducimos gracias estas formas grabadas en las piedras. En nuestro país es prácticamente desconocida esta rama de la geología que se encarga del estudio de los icnofósiles.

Francisco Enrique Saldaña Monroy. Es Biologo y Maestro en Ciencias por la UNAM. Se especializa en Geología y Biología Marina.

El pasado 9 de enero del 2019 se llevo acabo el Modelo de Naciones Unidas, en el H. Congreso de la Unión donde participaron alumnos de México, Colombia, Argentina, Ecuador y Bolivia. El MUN por sus siglas en inglés, son actividades académicas de alto nivel pedagógico y consiste en una simulación del funcionamiento de la organización del sistema de Naciones Unidas, es decir, en vez de ser Diplomáticos o Funcionarios de Estado los que debaten temas de la agenda internacional, son estudiantes del ámbito secundario, terciario o universitario. Estas simulaciones se consideran de alto nivel académico por el esfuerzo y la preparación que requiere. Vemos beneficios en materia académica, desarrollo de aptitudes y valores humanos.

López Marcos Andrés. (Argentina). Estudiante avanzado de la carrera Lic. en Ciencia Política y Relaciones Internacionales. Conferencista Internacional. Miembro de SMARTLY. Emprendedorismo Social en ODS. Coordinador de la Delegación Latinoamericana.

Montero Tofiño Santiago.(Colombia) Estudiante de Derecho de la Pontifica Universidad de Cali con Diplomado en arbitraje. Investigar del semillero de arbitraje internacional de la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Cali

Rueda López Fernando David. (Ecuador). Estudiante de Ingeniería en la Ciudad de Loja Representante estudiantil y universitario.

El pasado 9 de enero del 2019 se llevo acabo el Modelo de Naciones Unidas, en el H. Congreso de la Unión donde participaron alumnos de México, Colombia, Argentina, Ecuador y Bolivia. El MUN por sus siglas en inglés, son actividades académicas de alto nivel pedagógico y consiste en una simulación del funcionamiento de la organización del sistema de Naciones Unidas, es decir, en vez de ser Diplomáticos o Funcionarios de Estado los que debaten temas de la agenda internacional, son estudiantes del ámbito secundario, terciario o universitario. Estas simulaciones se consideran de alto nivel académico por el esfuerzo y la preparación que requiere. Vemos beneficios en materia académica, desarrollo de aptitudes y valores humanos.

López Marcos Andrés. (Argentina). Estudiante avanzado de la carrera Lic. en Ciencia Política y Relaciones Internacionales. Conferencista Internacional. Miembro de SMARTLY. Emprendedorismo Social en ODS. Coordinador de la Delegación Latinoamericana.

Montero Tofiño Santiago.(Colombia) Estudiante de Derecho de la Pontifica Universidad de Cali con Diplomado en arbitraje. Investigar del semillero de arbitraje internacional de la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Cali

Rueda López Fernando David. (Ecuador).Estudiante de Ingeniería en la Ciudad de Loja Representante estudiantil y universitario.

En su libro “Viaje al Centro de la Tierra” publicado en 1864, Julio Verne describe de forma ficticia el cambio de la temperatura que experimentan tres exploradores en su viaje al interior de la tierra y con ella calculan la profundidad a la que han llegado. Axel uno de los protagonistas dice: “He aquí mi deducción: según las observaciones más exactas, el aumento que la temperatura experimenta en el interior del globo es de 1 grado centígrado por cada 30 m de profundidad, … en las proximidades de un volcán apagado la elevación de la temperatura es sólo de un grado por cada 38 m. Aceptemos, pues, esta última hipótesis, que es la más favorable, y calculemos”. Y bueno, a través de su travesía llegan a lugares donde la temperatura llega a 100 °C y hasta encuentran un géiser con agua brotando a 163 °C. Esta novela de ciencia ficción escrita hace 150 años no está tan alejada de la realidad.

Ruth Esther Villanueva Estrada. Doctora en Ciencias por el Instituto de Geofísica de la UNAM con maestría en Ciencias del Mar y Limnología. Investigadora titular del Instituto de Geofísica de la UNAM